estudio de ingenieria cartagena crusol
EN ES

El Hondón como solución a la crisis energética en Cartagena

El Hondón como solución a la crisis energética en Cartagena

Actualmente contamos con el gran problema de la crisis energética que afectan a todos los municipios. En Cartagena, la población que viven en edificios no tiene suficiente espacio en su cubierta como para poner paneles solares de forma individual. Por lo que están abocados a pagar la factura de la luz y de gas tres veces mayor, como mínimo en los próximos dos o tres años. Pero vemos una luz, al final del túnel. Pongamos en contexto la situación:

En el año 2019 se deroga el llamado impuesto del sol y nace un nuevo tipo de autoconsumo, el colectivo. En el autoconsumo colectivo la instalación de energía renovable no tiene que estar necesariamente en la propiedad. Por otro lado, nace una nueva persona jurídica en España: las comunidades energéticas. De forma breve, es una unión de autoconsumidores de energía sin ánimo de lucro.

Frente a estos problemas existe una solución común gracias a un estudio preliminar realizado en CRUSOL (empresa local de energías renovables). Esta solución es posible gracias a un pequeño pero importante cambio normativo que ha entrado en vigor hace unos días: la modificación de la distancia del autoconsumidor para el autoconsumo colectivo a 1 km. Es decir, si en el terreno del Hondón lo cubrimos de paneles solares, se podría abastecer a todos los vecinos, comunidades de propietarios, diversos edificios públicos, el propio Ayuntamiento de Cartagena, el Hospital de Santa Lucía y la próxima Ciudad de la Justicia aún por construir.

A esto se le llamaría comunidad energética y su funcionamiento es sencillo, ya que cada uno que esté en ese rango de 1 km aproximadamente, tendría la parte proporcional al consumo que necesita. Con los ahorros en energía derivados de esta solución, se estima que una parte de los cartageneros (10.000 personas aproximadamente) podrían reactivar la economía y los pequeños negocios al abordar su gasto fijo, esto se traduce en una subida de la oferta de empleo.

Otro dato para tener en cuenta es que este proyecto está subvencionado en un 70% por el Estado y anticipa el 80% para comenzar a afrontar los costes. El 30% restante tendrá que ser aportados los socios de la CE, una cantidad bastante baja debido a la envergadura del campo solar. Además, el Ayuntamiento de Cartagena podría sacar un rendimiento económico de esta solución ya que se los alquilaría a la comunidad energética mencionada.

Otra actividad derivada de esta comunidad energética en el Hondón sería una zona habilitada para cargas ultrarrápidas de vehículos eléctricos. La CE puede aportar su energía a sus socios o a terceros para poder cargar sus vehículos a un bajo precio. ¿Podríamos imaginar 100 cargadores de 50 kWh disponibles para que toda la ciudad pueda cargar sus vehículos durante el día a un precio muy bajo sin dependencias de las grandes energéticas? Serviría para además cubrir los costes de mantenimiento del campo solar y poder crear otras instalaciones que sirvan para ayudar a personas con menos recursos en el municipio.

No me cabe duda de que esto no es el futuro sino el presente y que somos la ciudadanía la que tenemos que exigir a nuestros gobernantes soluciones y en Cartagena, esta es una de ellas.

Gonzalo Cruzado Mercader, Gerente de Crusol e Ingeniero por la UPCT.