estudio de ingenieria cartagena crusol
EN ES

Instalación de Autoconsumo

Instalación para el Autoconsumo

¿Qué es el autoconsumo?

El autoconsumo eléctrico permite a cualquier persona o empresa producir y consumir su propia electricidad instalando en su hogar, local o comunidad de vecinos paneles solares fotovoltaicos u otros sistemas de generación renovable.

Además de impulsar las renovables, supone un ahorro en la factura eléctrica y una menor dependencia de los cambios de precio de la tarifa eléctrica, ya que una parte del consumo se cubre con la energía generada por el sistema de autoconsumo.

El autoconsumo es viable, legal y una manera de contribuir al cambio de modelo energético.

¿Cuáles son las ventajas que ofrece?

  • Supone un ahorro directo para el autoconsumidor y puede reducir el precio de la electricidad para el resto de consumidores, puesto que contribuye a abaratar el precio del mercado eléctrico.
  • Descenso del precio de la tecnología solar fotovoltaica de un 80% en cinco años.
  • Permite mayor control sobre la gestión energética, tanto individualmente como para el conjunto de la sociedad.
  • Apoya la transición energética limpia y solidaria para las personas al impulsar una generación eléctrica distribuida y de bajas emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Ayudará a la electrificación de la movilidad y las medidas de ahorro y eficiencia energética.
  • Transformará las ciudades que actualmente actúan como potentes sumideros de energía.
  • Revalorización de las viviendas.

Autoconsumo comunitario

El autoconsumo comunitario consiste en un sistema de autoconsumo para varios consumidores asociados. De esta manera, la generación de energía se reparte entre todos los usuarios. Resulta interesante para comunidades de propietarios o urbanizaciones que tengan gastos comunes y una entidad colectiva.

Con este tipo de instalaciones se reducen mucho los costes, ya que se reparten entre todos los usuarios que participen. Además, se permite aprovechar prácticamente el 100% de la energía producida por las placas solares.

¿Cómo funciona?

  • Los usuarios deben ponerse de acuerdo con quiénes vayan a participar en este tipo de instalación y el criterio de reparto de la energía.
  • Una empresa especializada hace el estudio de viabilidad y el diseño de la instalación.
  • Una vez realizada la instalación de los paneles solares, se lleva a cabo toda la tramitación administrativa.
  • Cuando todo esté tramitado y legalizado, ¡comienza el ahorro!

Autoconsumo fotovoltaico

El autoconsumo fotovoltaico podemos definir como la autogeneración de electricidad para el consumo propio mediante paneles solares fotovoltaicos. Los paneles solares son los que captan la luz solar y generan energía. El objetivo principal del autoconsumo fotovoltaico es consumir la energía generada de manera directa y de esta forma ahorrar en la factura eléctrica.

Existen dos tipos de modalidades en autoconsumo: autoconsumo sin excedentes, es la forma de autogestionar el consumo eléctrico disponiendo de un sistema antivertido que impide que la energía sobrante vaya a la red de transporte o de distribución y el autoconsumo con excedentes o con vertido a la red son aquellas que permiten la inyección de la energía sobrante en la red de transporte y distribución. Es un sistema que se conecta al circuito y genera la autogestión, consiguiendo un ahorro significativo en la factura.

Si quieres más información, no dudes en consultarnos.

Te dejamos aquí la Guía práctica para convertirse en autoconsumidor en 5 pasos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Imagen de Solarimo en Pixabay