estudio de ingenieria cartagena crusol
EN ES

Paneles solares inteligentes y domótica

Paneles solares inteligentes

Dentro de los paneles solares encontramos un tipo, los híbridos, que pueden trabajar como panel solar térmico y fotovoltaico a la vez. Este tipo de paneles optimiza el espacio del que disponemos en la cubierta y se genera un  40% más de energía por metro cuadrado que ambos tipos de paneles solares por separado. Si bien este tipo de paneles ya es de por sí más eficiente, lo cierto es que, si añadimos la domótica y el control inteligente, nos encontramos con un tipo de paneles solares inteligentes capaz de monitorizar y regular la generación térmica y/o eléctrica según una serie de parámetros e información.

Este tipo de control supone un aumento de más del 10% en la eficiencia del sistema de energía solar. Si lo comparamos con sistemas tradicionales (no híbridos) hablamos de un aumento de casi el 70%.

Control para paneles solares inteligentes y domótica

En este sentido se han desarrollado sistemas de gestión inteligente orientados al tratamiento de instalaciones híbridas. Este tipo de sistemas permite un control remoto del sistema por parte del usuario, mediante un dispositivo móvil conectado a Internet.

Sin embargo, lo más revolucionario de este tipo de sistemas es que son capaces de controlar su propio funcionamiento en función de una serie de información. Este tipo de información proviene de tres fuentes diferentes (denominadas inputs):

Inputs:

  • La instalación de energía solar: la cual posee una serie de sensores suministran información sobre el funcionamiento de la misma, denominada fase de monitorización. La información irá sobre temperaturas y presión del fluido, entrada y salida de paneles, temperatura de almacenamiento o datos ambientales medidos en directo. Este tipo de información también se usa para detectar fallos o averías antes de que se produzcan problemas más graves.
  • Usuario final: el perfil del usuario de la energía generada también determinará la descarga y el tipo de energía que generará el sistema. Además del perfil creado por el propio usuario, el sistema puede recopilar datos sobre consumo diario adaptando su funcionamiento al horario o la demanda energética.
  • Internet: el propio sistema se conecta a Internet mediante una conexión inalámbrica para obtener, por ejemplo, datos sobre la meteorología, las horas de sol, la temperatura…

Por otro lado, el sistema de control puede influir y actuar sobre el entorno que le rodea, modificando su propio funcionamiento sin alteraciones físicas.  Dentro de estos parámetros modificables por el control, denominados outputs, encontramos:

Outputs:

  • Ratio de generación eléctrica/térmica: el sistema podrá potenciar la generación de uno u otro tipo si se altera el caudal de fluido que circula por la instalación. Este caudal lo controlará el sistema inteligente. No sólo puede controlar qué tipo de energía usaremos, sino también la temperatura.
  • Sistemas de almacenamiento: el accionamiento del caudal influye en la temperatura de salida de los paneles, que a su vez condiciona la temperatura máxima a la que va a ser capaz de almacenar el tanque. En función de la necesidad de ACS del usuario, se puede establecer el nivel de almacenamiento térmico óptimo para no tener que evacuar calor por la noche. Además, si poseemos baterías, el sistema podrá determinar si la electricidad generada va a la batería o se usa al momento.
  • Conexión a red: puede elegir verter la electricidad sobrante a la red eléctrica.
  • Accionamiento de dispositivos: el control inteligente permite también accionar dispositivos a distancia que requieran una señal eléctrica para cambio de estado.

 

Este tipo de medidas buscan un ahorro económico y un uso mucho más eficiente de la instalación, lo que hará que la inversión se recupere más rápido.

SI tienes alguna duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Infórmate acerca de Seguridad en Instalaciones.